Categoría: Las canciones de Los Marañones

«A miles de años luz»

Empezamos a ensayar «A miles de años luz» —otra de las canciones de aquella cinta de «cancioncejas» de Miguel, a la que él mismo le escribió una letra sobre el amor en la distancia (galáctica) para las sesiones de Los Santos de Palo (1996-1998)— ya en el mismo verano de 1997, y fue de las primeras que maquetamos en el ensayo con el cuatro pistas, pensando en el siguiente disco. La estrenamos mundialmente en junio de 1998. Lo de mundialmente esta vez es literal.

Hacia 1996, nuestro amigo Javier González Soler montó una de las primeras empresas dedicadas a la Internet en la Región de Murcia, Distrito.com, y nos propuso alojar en su servidor una «página» dedicada a Los Marañones. Como nosotros no sabíamos todavía muy bien qué era eso de «la Internet» ni eso de las «páginas», nos tuvimos que poner al día rápidamente para entender exactamente qué nos estaba proponiendo. Como yo solía encargarme de la cosa del diseño de los carteles y las entradas del grupo y además me entendía (más o menos) con los ordenadores, me tocó a mí encargarme del asunto.

En la primavera de 1997 se presentó la «página» —que en realidad en ese momento sólo era un banner con el nombre del grupo y algo así como «próximamente» o «en construcción», que es una cosa que se llevaba mucho en esa época—, a tiempo de incluir la dirección (con un error tipográfico) en la portada de Matando el tiempo (1997). Ese verano nos pusimos en serio a trabajar con el código HTML y todo eso y a meter contenidos, como fotos pequeñísimas y animaciones (muchas animaciones), artículos, etc. Aquí se puede ver el aspecto que tenía el sitio en aquellos primeros años.

En 1998 Javier tuvo la idea de hacer algo inusitado, aprovechando que la tecnología ya lo permitía: emitir un concierto en directo por la Internet, en vídeo y en audio. Resulta que, hasta donde sabemos, eso todavía no se había hecho en España. Tras barajar diversas posibilidades, acabamos por contactar con Nacho Cheyenne, director del programa Jo… qué noche! de Televisión Murciana (TVM), y emitimos el concierto en directo desde los estudios del programa simultáneamente por televisión (TVM) para la región y «desde Murcia en directo para todo el planeta» a través de Distrito E-Red por la Internet, con un chat incluido.

Para el concierto decidimos tocar sólo canciones nuevas, de las que pensábamos incluir en lo que sería nuestro siguiente disco. Entre ellas, claro, «A miles de años luz».

Como estaba previsto, a finales de año la grabamos en SPL Audio, en Cabezo de Torres, para incluirla en Shangri-La (1999).

Seguimos tocando habitualmente «A miles de años luz» durante el resto de la etapa de Joaquín en el grupo, y fue de las pocas del álbum que se mantuvieron en el repertorio cuando se fue. Aquí se nos puede ver tocándola en el mítico Zerbizio de Moratalla, en diciembre de 2005, en un vídeo grabado por nuestro amigo José Luis «El Potro de Cieza».

Para la época en que preparábamos Las aventuras de Los Marañones (2008) ya habíamos dejado de tocarla, así que no grabamos una nueva versión para el recopilatorio. Pero sí que la volvimos a tocar en los conciertos de XX(II) aniversario en la sala 12&medio de Murcia, en diciembre de 2008, con Joaquín Talismán de invitado.

Cuando Javier González Soler (de nuevo) y yo nos pusimos el año siguiente a preparar el musical Cruzando las galaxias, basado en canciones del grupo, aprovechamos que «A miles de años luz» hablaba de relaciones que sobreviven al tiempo y al espacio para utilizarla en una de las escenas culminantes, cantada a dúo por la pareja protagonista, el explorador Lucas y la científica Luci, después de darse unos cuantos empujones.

Aquí se puede ver la escena, aunque, por las cosas de YouTube y sus cambios de formato a través del tiempo, el vídeo se estiró un poco en una fecha indeterminada.

Recientemente la hemos vuelto a tocar, junto a todas las demás del músical, durante el breve concierto que dimos en el Parque de la Fama de Murcia, el 6 de mayo de 2017, en el escenario Somos Familia del festival WAM, y ya se ha quedado otra vez en el repertorio.

 

Anteriormente en Las canciones de Los Marañones: «Reír o llorar». A continuación: «Volando al fin».

Anuncios

«Reír o llorar»

También procedente de aquella cinta de Miguel de 1997, «Reír o llorar» tiene una historia un poco más complicada. Miguel le escribió una letra para grabarla durante las sesiones de Los Santos de Palo (1996-1998), y Los Marañones empezamos a ensayarla ya en 1997, llegando a maquetarla a finales de año. La letra original no nos convencía mucho, así que Miguel y Pedro Jiménez la reescribieron a tiempo de grabar las voces para la maqueta, pero aun así no pasó la criba y no llegamos a grabarla el año siguiente para Shangri-La (1999).

En 2014 nos volvimos a acordar de ella, pensando que con sus aires sesenteros sería apropiada para A contratiempo (2015). Miguel volvió a reescribir la letra un par de veces, partiendo de cero, hasta llegar a un punto que nos dejó a todos satisfechos, aunque venía a decir más o menos lo mismo que las versiones anteriores: que cuando las cosas van mal, más vale reír que llorar. Aunque dé igual.

La tocamos regularmente durante el año que salió el disco y luego dejó paso a viejas canciones que recuperamos para remover un poco el repertorio. Aquí una grabación de nuestros amigos de MurciaTeVe durante la presentación del disco en la sala REM de Murcia, en noviembre de 2015.

 

Anteriormente en Las canciones de Los Marañones: «Hombre invisible». A continuación: «A miles de años luz».

«Hombre invisible»

Otra canción de aquella cinta de Miguel de 1997, que se volvió a grabar para Los Santos de Palo (1996-1998) y que también grabamos para Shangri-La (1999), fue «Hombre invisible», con música y letra de Miguel. Trataba de gente que desaparece con facilidad y la empezamos a ensayar con Los Marañones a principios de 1998, la maquetamos con el cuatro pistas en el ensayo y a finales de año la grabamos en SPL Audio, en Cabezo de Torres, junto a las demás del disco.

La metimos en el repertorio tras la salida del álbum y se mantuvo ahí durante años, hasta que empezamos a ensayar las canciones de Extraña familia (2007).

 

Anteriormente en Las canciones de Los Marañones: «Tengo la culpa». A continuación: «Reír o llorar».

«Tengo la culpa»

Otra canción de Miguel procedente de aquella cinta de «cancioncejas» de 1997 era «Tengo la culpa», a la que Pedro Jiménez le puso letra en español durante las sesiones de Los Santos de Palo (1996-1998), contando una historia de amor y juicios. Los Marañones la ensayamos poco después y nos la llevamos al estudio de grabación para Shangri-La (1999). Pero, aunque la terminamos y la mezclamos, fue una de las dos canciones que se quedaron fuera de la selección final. El disco se nos quedaba demasiado largo y, en cualquier caso, habíamos preferido grabar material de sobra antes que quedarnos cortos como había pasado con el disco anterior.

Como no la incluimos en el disco, tampoco la incluimos en el repertorio. Pero la canción no quedó en el olvido, e incluso llegamos a tocarla en directo al menos en una ocasión. En la primavera de 2004, Javier García Caballero nos invitó a participar en la primera fiesta de Festivales de Rock, su portal en la Internet, dedicado a la música de «guitarras aullantes y distorsionadas», y nos pidió que le pasáramos alguna canción —a ser posible inédita— para promocionar el evento. Casi al mismo tiempo, Jam Albarracín nos había pedido también algo inédito para incluir en la Fonoteca de su propio portal, Murciarock.com, perteneciente al periódico La Verdad. Así que les enviamos a ambos la grabación inédita de «Tengo la culpa».

Cuando empezamos a pensar en el recopilatorio Rarezas (1988-2012) (2015), ésta era una de las grabaciones que queríamos incluir desde el principio. Y eso hicimos, claro.

La fiesta de Festivales de Rock se celebró en la Sala Gamma (nos pillaba muy cerca) el 7 de mayo de 2004, y junto a nosotros participaron nuestros amigos de Art School —siempre fantásticos— y unos casi recién llegados que nos sorprendieron a todos, Second. Para la ocasión decidimos tocar por primera y última vez «Tengo la culpa» en los bises del concierto, con Joaquín Talismán de invitado especial. Pero, por suerte o por desgracia, no conservamos ninguna grabación del evento.

 

Anteriormente en Las canciones de Los Marañones: «En un huerto de cardos». A continuación: «Hombre invisible».

«En un huerto de cardos»

Otra de las canciones procedentes de aquella cinta de 1997 que Miguel recuperó en 2013 para Me voy a fugar (2013), su segundo disco como Huracán Bañón, era «En un huerto de cardos», con una letra nueva escrita también por Carlos Muñoz, muy apropiada para la llamada «era de las comunicaciones».

Pensamos que también podía encajar en el nuevo disco de Los Marañones, A contratiempo (2015), y la grabamos junto a las demás entre el estudio de Alfuns Yam en Puente Tocinos y la casa de Miguel, entre febrero y abril de 2015.

La estrenamos en directo presentando el disco en Fnac Murcia, en septiembre de 2015, y desde entonces sólo la hemos tocado en dos o tres ocasiones. La última, durante el concierto de presentación de A contratiempo (2015) en la sala REM de Murcia en noviembre de 2015.

 

Anteriormente en Las canciones de Los Marañones: «He tenido un sueño». A continuación: «Tengo la culpa».

«He tenido un sueño»

En el verano de 2013, tras la grabación y la gira de presentación de Historias sin principio ni final (2012), Miguel empezó a pensar en otro disco de Huracán Bañón y, después de muchos años, se juntó de nuevo con Carlos Muñoz para que le escribiera letras a algunas de sus viejas canciones. Decidieron desempolvar aquella cinta de «cancioncejas» de Miguel de 1997 —que contenía algunas a las que Carlos ya les había escrito letra en su momento, como «El hombre del melón»—, y probar suerte con una canción muy graciosa que compusieron a medias Miguel y nuestro amigo (y artista) Antonio González Mirete, «el Maño», y que se había quedado ahí, guardada en aquella cinta durante años. De ahí salió «He tenido un sueño», que finalmente Miguel grabó para Me voy a fugar (2013), su segundo en solitario como Huracán Bañón, basado en todas estas nuevas letras de Carlos.

Con sus aires anticuados, esta historia de amor y gatos parecía encajar muy bien en el concepto que teníamos para el nuevo disco de Los Marañones, A contratiempo (2015), así que la ensayamos y la grabamos también.

Aquí una versión grabada en directo por la gente de MurciaTeVe en la sala REM, durante el concierto de presentación del disco en diciembre de 2015.

 

Anteriormente en Las canciones de Los Marañones: «El hombre del melón». A continuación: «En un huerto de cardos».

«El hombre del melón»

En 1997 Miguel nos pasó una cinta con un montón de «cancioncejas», como decía él, que irían apareciendo poco a poco en futuros discos. Una de ellas acabaría siendo conocida como «El hombre del melón», después de que Carlos Muñoz le escribiera una letra en español durante las sesiones de Los Santos de Palo (1996-1998). Los Marañones empezamos a ensayarla ya en el verano de 1997 y llegamos a maquetarla como candidata para Shangri-La (1999), pero se quedó fuera de la selección final que llevamos al estudio. Por muy poco.

Evidentemente, no nos olvidamos de la canción. Como sucediera con «La hora de la revolución», en 2011, Miguel la recuperó y la grabó para su primer disco en solitario como Huracán Bañón, El factor humano (2012).

Igualmente, poco después empezamos a ensayarla Los Marañones, y decidimos incluirla también en nuestro nuevo disco, Historias sin principio ni final (2012).

Para celebrar la salida del disco, invitamos a una serie de amigos a hacer vídeos con las canciones. La premisa era: no hay presupuesto y no hace falta que salgamos los miembros del grupo, así que, básicamente, haced lo que os dé la gana. Víctor Martínez, nuestro hombre del departamento de promoción en Silbato Producciones, se animó a hacer con sus amigos un cortometraje espectacular basado en la canción.

Empezamos a tocarla ese mismo verano, mientras grabábamos el disco, y ya se quedó en el repertorio desde entonces. Probablemente porque nos gusta mucho cantar en italiano.

 

Anteriormente en Las canciones de Los Marañones: «La hora de la revolución». A continuación: «He tenido un sueño».

«La hora de la revolución»

Una canción que Ricardo nos enseñó en 1996 y a la que Pedro Jiménez le puso letra el año siguiente durante las sesiones de Los Santos de Palo (1996-1998). Miguel la recuperó en 1999, cuando empezaba a grabar música con el ordenador, pero no llegamos a trabajar con ella para El mundo al revés (2004), y se quedó esperando su momento.

En 2011 Miguel grabó en el estudio de su casa otra versión de la canción, con guitarra acústica y armónica, para su primer disco en solitario como Huracán Bañón, El factor humano (2012).

A partir de ahí empezamos a ensayarla Los Marañones, haciendo un híbrido de las versiones anteriores, y la grabamos para Historias sin principio ni final (2012). La versión original mencionaba como algo ya lejano el levantamiento popular de 1989 en la Plaza de Tiananmén, en Pekín. Ahora habían pasado unos cuantos años más, pero la referencia no había perdido vigencia. En cualquier caso, Miguel y Pedro reescribieron la letra, añadiendo también una alusión a las manifestaciones de la Puerta del Sol de Madrid del 15 de mayo de 2011, más cercanas, y dejando al protagonista de la canción como mero observador de los acontecimientos.

Nuestro buen amigo Sergio González respondió a nuestro llamamiento de hacer vídeos para las canciones del disco —las normas eran, básicamente: no hay presupuesto, hay libertad creativa absoluta, y no hace falta que salgamos nosotros—, y nos pidió permiso para venirse con sus amigos Santi Morales y Fede Espinosa y sus cámaras a los conciertos acústicos de presentación de Historias sin principio ni final (2012) por pequeños locales de la ciudad de Murcia. El resultado superó todas nuestras expectativas.

Además, como tenían las cámaras en marcha todo el rato, grababan cosas inésperadas.

Empezamos a tocar «La hora de la revolución» el verano de 2012, mientras todavía estábamos terminando de grabar el disco, y aguantó en el repertorio hasta la llegada de las canciones de A contratiempo (2015).

 

Anteriormente en Las canciones de Los Marañones: «No podrás hacerme callar». A continuación: «El hombre del melón».

«No podrás hacerme callar»

La última canción que entró en Matando el tiempo (1997) fue «No podrás hacerme callar», que Miguel trajo completa, letra y música, a tiempo de meterla en la maqueta que grabamos en Cabezo de Torres en septiembre de 1996. La versión que grabamos para el disco en Madrid unos meses después era muy rápida y yo todavía no me la había aprendido muy bien, así que tenía problemas para tocar el bajo a suficiente velocidad. Miguel lo grabó en un momento.

Empezamos a tocarla en directo cuando se publicó el disco —practicando bastante, conseguí tocar la dichosa línea de bajo a velocidad suficiente, ¡y cantar a la vez!— y ya seguimos incluyéndola en el repertorio todo el tiempo que Joaquín Talismán estuvo en el grupo. Fue de las pocas que seguimos tocando cuando se fue, y todavía seguíamos tocándola cuando empezábamos a estrenar las canciones de El mundo al revés (2004).

 

Anteriormente en Las canciones de Los Marañones: «Yo no soy Supermán». A continuación: «La hora de la revolución».

«Yo no soy Supermán»

Durante el invierno y la primavera de 1996, como teníamos instalada mi grabadora de cuatro pistas en el ensayo para maquetar canciones pensando en lo que sería nuestro siguiente disco, Matando el tiempo (1997), entre ensayo y ensayo aprovechábamos también para ir para allá con Ricardo y otros amigos a grabar canciones nuevas y antiguas, en inglés, y pasar unos buenos ratos sin presiones. A veces tocaba la batería Pedrín, a veces Miguel, a veces yo mismo; el bajo lo podía tocar yo, o Miguel, o incluso Pedro (Jiménez); las guitarras, igual; en definitiva, dependía de quién se presentara ese día. A la cinta de casete que montamos para recopilar todas esas grabaciones la titulamos Los Caníbales del Do-Re-Mí (1995-1996), y, como ya hemos visto, recuperamos bastantes de esas canciones para los siguientes discos de Los Marañones.

Una de las que se estrenaron en esas sesiones fue una de Ricardo que se convertiría en «Yo no soy Supermán». Nos juntamos un par de tardes Ricardo, Miguel, Pedro y yo, grabamos una versión bastante asalvajada y ahí se quedó, esperando.

Pasaron casi veinte años y en 2014 la seleccionamos como posible candidata para A contratiempo (2015). Miguel le escribió una letra en español, hablando de la explotación laboral y las exigencias del mundo moderno, la ensayamos, nos parece que quedó muy bien, y la grabamos para el nuevo disco.

Desde que salió el disco no hemos dejado de tocarla en ningún concierto. Aquí en El Intruso de Madrid, en diciembre de 2016.

 

Anteriormente en Las canciones de Los Marañones: «Sin remedio». A continuación: «No podrás hacerme callar».